Si yo te debo una libra, tengo un problema; pero si te debo un millón, el problema es tuyo.

KEYNES, John Maynard